lunes, 19 de septiembre de 2016

Domingos en la Guardería de la Capilla



Amo ser mamá y acompañar a mis pequeñas a sus clases de la guardería en la capilla, me preocupo en que esten bien  y no las dejo ni un segundo, muchas cosas estan pasando en el mundo que en mi parecer, si dejas a tus hijos jugar, sin nadie que los supervise, que garantía tenes de que los volveras a ver, para mi ninguna, son tan preciosas, mis tesoros más preciados y no las quiero perder de vista.    Solo estoy tranquila si estan con su papá y conmigo, es muy bueno que los niños tengan una relación cercana con su mamá y su papá, si eso es posible (hay muchas excepciones en las que no se puede y se entiende) porque veo muchas ocasiones en que solo uno de los dos hacen todo o se ocupan de los niños y pienso que la vida de esos niños sería mucho más enriquecida si ambos estuvieran al pendiente de lo que hacen, de sus personalidades, de los que les gusta y lo que no, que ambos sean padres presentes. Muy poco es el tiempo en que ellos son pequeños, llegará el día en que sean independientes, quieran hacer sus proyectos de vida, cerca o lejos de los padres, ahi ya no nos pediran su tete 100 veces al día, ni haran tantas preguntas, asi que a disfrutar de este tiempito que a veces parece eterno pero sin darnos cuenta termina. A disfrutar porque todo pasa y debemos vivir en el presente para que el futuro recordemos estos hermosos momentos vividos.

Ama hoy y nunca te arrepentiras.

Vanessa

No hay comentarios: